En abril…

Un mes de abril un poco raro, como el tiempo, en el que me parecía que había hecho mucho menos de lo que veo al final que he hecho al escribir esta entrada. Películas que me han gustado aunque sin llegar a entusiasmarme ninguna, con las novelas me ha sucedido lo mismo, con la excepción del clásico de Wells, al igual que con las exposiciones. Me ha gustado todo pero tampoco ha sido para tirar cohetes. Lo mejor del mes es que por fin tenemos el reto de los retos, el Reto Meribélgica 2013 que este año se llama En busca del autor desconocido, que nos permitirá conocer a nuevos autores y al que podéis apuntaros aquí. Además, me he embarcado en un reto personal, un libro que tenía pendiente desde hace mucho tiempo y más aún después de haber leído el Ulises de James Joyce, y es que ahora mismo estoy leyendo y terminando ya la Odisea de Homero. Mucho más ágil y entretenido de lo que pensaba, una novela de aventuras, la madre de todas las novelas, un imprescindible con el que estoy disfrutando mucho. Por desgracia, el tiempo es limitado y más aún ahora, hay que priorizar unas cosas sobre otras y como veis quien está saliendo perdiendo es el blog que me cuesta cada vez más actualizar y al que me resisto a abandonar del todo, este año cumplirá ya 5 años y no quiero bajo ningún concepto verlo morir. Así que, aunque publique menos y no pueda visitar vuestros blogs (algo por lo que me disculpo y que me da mucha pena pues cuando puedo darme una vuelta veo cosas muy interesantes que me estoy perdiendo), a pesar de todo ello, de momento intentaré seguir haciendo malabares con mi tiempo y seguir aquí.He visto…Golpe de efecto de Robert Lorenz: Clint Eastwood es uno de mis favoritos, ya sea detrás o delante de las cámaras. En este caso, interpreta a un veterano ojeador de béisbol que está quedándose ciego, con lo que su trabajo, ya de por si cuestionado por los jóvenes que creen que está obsoleto, se verá en peligro. Además, tendrá que poner orden en su relación con su hija, interpretada por Amy Adams, con la que no tiene una comunicación muy fluida. Sin ser una película excepcional, es entretenida y entrañable, el béisbol es una mera excusa para hablar de las relaciones entre padres e hijos y dar valor a los trabajadores veteranos, su experiencia, frente a los jóvenes. Es un placer además ver actuar a Eastwood en su ya mítico papel de viejo cascarrabias pero de buen corazón.Looper de Rian Johnson: película de ciencia ficción con Bruce Willis y Joseph Gordon-Levitt al frente. Mucho mejor y menos comercial de lo que me esperaba, una película con mucha menos acción y tiros de lo que parece por su cartel y por la presencia de Willis, y con varios giros inesperados que nos llevan a lo largo de la historia hacia un final sorprendente. Muy entretenida y en la línea de películas como Doce monos, donde se plantea hasta qué punto se puede cambiar el pasado para cambiar el futuro. La película nos sitúa en EEUU en el año 2044, la crisis económica hace que afloren los grupos criminales organizados, en uno de estos trabaja Joe (Gordon-Levitt), un peculiar asesino a sueldo, ya que sus víctimas son enviadas desde el futuro para, al ser asesinados en el pasado, que no quede ninguna huella de ellos. Los problemas surgirán cuando a Joe le envíen a su yo del futuro (Willis) para que lo mate.El Capital de Costa Gavras: partiendo de la base de que Costa Gavras es un excelente director y que la película es muy buena, personalmente me aburrió un poco. Se trata de una crítica ácida al capitalismo y los problemas derivados de él en forma de crisis. La película se puede resumir en la frase promocional de la misma: “seguiremos robando a los pobres para dárselo a los ricos”, mientras se ríen abiertamente de una ciudadanía que asiste impasible a ese robo. Tiene momentos brillantes, pero si el tema economía os aburre como a mí, resulta en algunos momentos un tanto pesada. Una crítica recurrente que se le ha hecho es que simplifica el tema de la crisis obviando muchos factores de la misma y quedándose en lo más superficial.One Day (Siempre el mismo día) de Lone Scherfig: pensaba que era una película romántica más, una del montón, y me ha sorprendido gratamente. Con una estructura original, se cuenta lo que sucede el mismo día durante varios años, conocemos a Emma (Anne Hathaway) y Dexter (Jim Sturgess), dos amigos que se encuentran y separan a lo largo de los años, cómo van creciendo y evolucionando como personas, sus buenos y malos momentos. Está basado en una novela de David Nicholls que en su momento no me llamó mucho la atención y que ahora, después de ver la película me apetece mucho leer.Camino a la libertad de Peter Weir: mi favorita de este mes, un film de supervivencia pura y dura con una historia real detrás (aunque he estado leyendo que hay muchas dudas sobre la veracidad de la historia) y unos actores de primera en ella. Cuenta la historia de un grupo de presos de un campo de concentración en Siberia durante la II Guerra Mundial que consiguen huir de allí e intentan llegar a la India para huir del terror soviético. Aunque parezca que lo más difícil es escapar del campo tendrán que pasar por situaciones mucho más terribles: el frío helador de Siberia, el hambre y la sed, el calor del desierto… La película está protagonizada por Jim Sturgess, Colin Farrell (el mejor papel de la película, un ruso pendenciero y bastante loco y peligroso), Ed Harris y Saoirse Ronan.He leído…                                                                                                                                                          Soñé con elefantes de Ivica Djikic: esperaba otra cosa y me ha decepcionado un poco, no es mal libro pero tiene que pulir demasiadas cosas. Nos cuenta el asesinato de un ex soldado y antiguo miembro de la Guardia personal del primer presidente de Croacia por hablar demasiado y sacar a la luz los asesinatos masivos de civiles y las fosas comunes durante la guerra. Su hijo secreto Bosko trata de averiguar qué ocurrió realmente, quién lo asesinó y por qué ahora. Aunque por la novela desfilan mafiosos y políticos corruptos, y se trata el cambio que dieron los asesinos de la guerra a respetables miembros de la clase política, pasa de puntillas por estos temas y se trata más bien de una novela negra cuyo escenario son los Balcanes. Hay además demasiados personajes con nombres muy parecidos y continuos saltos temporales que confunden al lector y hacen difícil seguir la trama. Eso sí, la historia de los elefantes es lo mejor de la novela.La isla del doctor Moreau de H.G. Wells: un clásico que tenía pendiente desde hacía mucho tiempo, un autor que me gusta mucho y del que ya había leído las magníficas La máquina del tiempo y El hombre invisible. Un autor al que por desgracia las adaptaciones al cine no le hacen justicia, así que si habéis visto alguna que no os desanimen a leer sus obras porque son magníficas. Un náufrago llega a una extraña isla donde el excéntrico doctor Moreau realiza experimentos que crean unos terribles monstruos que habitan la isla. Publicada en 1896 es de nuevo una obra visionaria del autor donde se trata desde la experimentación científica y sus límites, la capacidad de crear sociedades y vivir en comunidad y el darwinismo. Un clásico excepcional que no envejece con el tiempo.Cuando el emperador era Dios de Julie Otsuka: otra pequeña decepción, y es que al igual que con Soñé con elefantes, aunque me ha gustado, esperaba otra cosa, una obra más profunda y que tratase a fondo el tema de los campos de concentración en EEUU donde se internó a los ciudadanos de origen japonés durante la II Guerra Mundial. La culpa es mía porque esperaba otra cosa, sin embargo, la novela es muy entretenida y bonita, nos cuenta a través de los distintos miembros de una familia cómo viven el traslado a uno de estos campos y la ausencia del padre detenido por supuesto espionaje. Como novelita entretenida, como primer acercamiento al tema es perfecta, me recordó un poco a Entre tonos de gris de Ruta Sepetys de la que hablé aquí.He visitado…Paul Klee. Maestro de la Bauhaus en la Fundación Juan March: sin ser un artista que me entusiasme creo que es una muestra que hay que ver, por lo innovador de su obra y por su papel en la historia del arte. La muestra, realizada en colaboración con el Zentrum Paul Klee de Berna, recoge pinturas, acuarelas y dibujos del artista. Puede verse de forma gratuita hasta el 30 de junio en la Fundación Juan March (Castelló, 77) de lunes a sábado de 11 a 20 horas, y los domingos y festivos de 11 a 14 horas. Antes del diluvio. Mesopotamia 3500-2100 a.c. en CaixaForum: una muestra divulgativa muy interesante que nos permite conocer una de las civilizaciones más sobresalientes del mundo antiguo y que influyó enormemente a nuestra cultura. Pueden verse hasta cuatrocientas piezas arqueológicas procedentes de diversas colecciones de todo el mundo hasta el 30 de junio en CaixaForum (Paseo del prado, 36) de lunes a domingo de 10 a 20 horas.

Powered by WPeMatico