'Tierra de caimanes' de Karen Russell

Título: Tierra de Caimanes (Swamplandia!)Autor: Karen RussellTraducción: Isabel Margelí BailoEditorial: Tusquets (octubre 2012)Año de publicación: 2011Páginas: 416Precio: 19,23 eurosNuestra madre actuaba bajo la luz de las estrellas. Nunca averigüé a quién se le había ocurrido. Puede que al Jefe Bigtree. Era una idea sensacional: apagar el cañón de seguimiento y dejar que la nítida luz de la luna, sin nada que la acompañara, atravesara el cielo; acallar el micrófono; dejar que los párpados de estaño de los focos del escenario cayeran cual pergaminos y brindar a los turistas sentados en las tribunas la oportunidad de disfrutar de la oscuridad de nuestra isla; invitar a todo el estadio a quedarse boquiabierto ante la estrella de Swamplandia!, la famosa domadora de caimanes Hilola Bigtree.Aunque no siempre son una garantía, hay algunos premios por los que me dejo guiar totalmente a la hora de escoger lecturas o autores, es el caso de los Premios Pulitzer, quizá porque se hayan otorgado a algunos de mis escritores favoritos (John Steinbeck, Norman Mailer, Harper Lee, Toni Morrison…). Como comentaba antes, no son una garantía, pero sí una buena guía de autores y lecturas que suelen ser fiables. Este año 2012, y por primera vez desde 1977, el premio en la categoría de literatura de ficción quedaba desierto, siendo los finalistas Denis Johnson con Train Dreams, David Foster Wallace con su obra póstuma The pale king y la novela de la que voy a hablaros hoy, Tierra de caimanes de Karen Russell. Quizá el hecho de que fuese finalista al Pulitzer, que para mí es un premio importante al que suelo prestar atención, haya jugado en contra de esta novela. La comencé con muchísimas expectativas, quizá demasiadas, además el tema me pareció original y pensé que podía dar mucho de sí, pero poco a poco, mi entusiasmo se fue desinflando al igual que lo hace la historia.Caimanes en FloridaTierra de caimanes nos lleva hasta Florida, donde conocemos a los Bigtree, una familia que posee un parque temático dedicado a la doma de caimanes (llamado Swamplandia!, de ahí el título original) situado en una isla rodeada de pantanos y aislada de tierra firme, a donde sólo se puede llegar en ferry. Cuando la madre del clan muere de cáncer, todo se viene abajo, ella era la estrella del espectáculo, además de la que unía a la familia. El mayor de los hermanos, Kiwi, se escapa para trabajar en un nuevo centro de atracciones llamado el Universo Oscuro que está haciendo la competencia a Swamplandia! hasta el punto de dejarles sin turistas. El padre se marcha a tierra firme tratando de encontrar una solución a los problemas económicos de la familia, dejando solas a las dos pequeñas de la familia, Ossie quien cree que puede comunicarse con los espíritus y la protagonista, la pequeña Ava de 13 años, solas en una isla en medio de la nada, haciéndose cargo de un centenar de caimanes y con la ausencia de su madre aún muy presente.Billie Swamp Safari en la reserva india de Big CypressEn principio, el argumento es muy atractivo, una historia familiar poco habitual, en un escenario original y con personajes que parece van a dar mucho juego. Y así comienza la historia, con un buen arranque metiéndonos de lleno en Swamplandia!, conociendo ese peculiar entorno, hogar de caimanes, lleno de desolados y fantasmagóricos pantanos, en el que vive esta familia aislada. Sin embargo, poco a poco, y a medida que la narración va avanzando, la historia se va diluyendo, perdiendo fuelle, se ralentiza y pierde el rumbo, la autora parece que ha tenido un momento de inspiración para comenzar su historia que se va perdiendo y ella misma parece perdida sin saber qué hacer con su propia historia y sus personajes. De hecho, el argumento deja de ser argumento e incluso el momento de clímax de la historia, un momento que debiera ser trágico, nos pilla ya tan desapegados de la historia, que no consigue conmover del todo. Por no hablar del desenlace de la novela, precipitado, traído por los pelos y con unas casualidades demasiado convenientes. Se trata de uno de esos finales en los que se nota que la autora ha querido abarcar más de lo que podía y trata de salir del embrollo como puede, a marchas forzadas.Pantano de Okefenokee, FloridaNo todo es malo, sin embargo, en la novela. El estilo es bastante sencillo y ágil en algunos tramos, y  hay que reconocerle a la autora su gran capacidad para la descripción y creación de paisajes casi oníricos que existen en la realidad, los pantanos de Florida, llenos de caimanes y enormes árboles que clavan sus raíces en el agua y que no parecen entornos reales sino más bien sacados de algún sueño surrealista. Además, sí hay una parte de la historia que ha conseguido captar mi interés de principio a fin, y es la parte de Kiwi, el hermano mayor y su estancia en el parque Universo Oscuro. Cómo el adolescente, acostumbrado a vivir aislado con la única compañía de su familia, tiene que relacionarse con otros chicos de su edad, ir a la escuela por primera vez y principalmente, trabajar en ese parque en el que es explotado y vejado continuamente. Sin duda, la parte más dinámica e interesante de la novela, con momentos bastante divertidos.Highlands Hammock State ParkEl problema general de la novela es que se le va de las manos a la autora, trata de construir una historia a dos bandas (las hermanas en Swamplandia! y Kiwi en tierra firme) y no consigue que avancen ni que converjan con un mínimo de verosimilitud, por no hablar de que  el interés se va perdiendo a medida que avanza la lectura, esta se ralentiza y deja de tener un rumbo. De todos modos, como sabéis, una lectura es una experiencia muy personal, y aunque a mí me parece que está sobrevalorada, la novela no deja de haber sido finalista del Premio Pulitzer 2012, además de haber sido elegida una de las diez mejores novelas de 2011 por The New York Times Book Review y Premio Young Lions Literary Fiction 2012. Así que os toca ahora a vosotros decidir si os adentráis en tierra de caimanes o no. Karen RussellLa autora, Karen Russell, nació en Miami en 1981, y muchos de los fallos que podemos encontrar se pueden achacar a que se trata de su primera novela. Hasta el momento había publicado el volumen de relatos Lucy’s Home for girls raised by wolves galardonado con el Bard Fiction Prize 2011 y el Premio “5 de menos de 35” de la National Book Foundation en 2009. Tres de sus relatos están incluidos en los volúmenes de Best American Short Stories y el titulado The hox river window ganó este año el National Magazine Award en la categoría de ficción.Un grupo de lectores hemos tenido el privilegio de poder leer Tierra de caimanes antes de que se publicase en España gracias a la editorial Tusquets, que nos envió amablemente los ejemplares. A continuación podéis leer las reseñas de mis compañeros de lectura: libro_génicaoffuscatioleer sin prisagalletas chinasel blog de Lahierbaroja

Powered by WPeMatico